Hay historias que cautivan, que  mueven el piso. Hay innumerables: 40, 400, 4 mil, 4 millones de historias de mujeres valientes y luchadoras. 4 Mujeres para inspirarse

Por Marita Seara

Ahora, voy a contarles 4 historias de  mujeres que realmente me conmovieron: Malala Yousafzai, estudiante paquistaní; Yoani Sánchez, filóloga, periodista y bloguera cubana; Susan Austin, artista británica; y Suad Nawfal, educadora siria.

Una voz por la educación

Biografía de Malala Yousafzai (Foto: Alianza Editorial)

Cuando leí la historia de Malala Yousafzai, me impresionó la fuerza y valentía de una niña que con tan solo 13 años (2009) desafió a toda una estructura ideológica, fanática y degradante a la mujer. La voz de Malala se alzó por la educación de niñas como ella y su derecho de ir a una escuela. Esta activista y defensora de los derechos de las mujeres y niñas, como en muchos medios muy acertadamente la describen, vivía en un pueblo de Paquistán.

Entre 2003 y 2009, el régimen talibán, cerró escuelas privadas y prohibió la educación de las niñas. Malala comenzó a escribir, bajo el seudónimo de Gul Makai,  el día a día bajo este régimen en un blog de la BBC:

“Tenía miedo de ir a la escuela porque los talibanes habían emitido un edicto que prohibía que las niñas asistieran a la escuela (…) En el camino de la escuela a mi hogar, un hombre me dijo ´Te mataré´” (escrito el 3 de enero de 2009).

Sufrió un atentado en 2012, sobrevivió y se convirtió en un ícono. “Estoy entregada a la causa de la educación y creo que puedo dedicarle mi vida entera”, declaró Malala. Hoy, con 16 años, estudia en el Reino Unido.

La bloguera ciega

Visita de Yoani Sánchez a Berlín (Foto: Deutsche Welle Unternehmen. Flikr)

Yoani Sánchez, tiene una historia diferente, pero valiente. Con 38 años, el único régimen que ha conocido es el de Fidel Castro y su hermano. Un régimen que ha privado de las libertades más simples y necesarias para el ser humano: la libertad, el derecho a expresarse.

Una crítica a la realidad cubana fue lo que constantemente explicaba en su blog GeneraciónY. Tal fue la repercusión, sobre todo internacional, que el gobierno cubano prohibió que éste fuera visto en los espacios públicos de internet. Se definía así misma como la “bloguera ciega” porque eran “voluntarios” quienes colgaban sus posts en su blog los cuales eran recibidos por correo o dictados por teléfono. Lo tradujeron a 17 idiomas. Llegó a tener más de 14 millones de accesos al mes.

Catalogada como una de las 100 personas más influyentes del mundo en 2008, según Time, logró viajar fuera de su país en 2013 y alzar su voz por innumerables países.

Libertad en silla de ruedas

Superación y belleza son dos palabras que me vinieron a la mente cuando leí sobre Sue Austin. A los 30 años una enfermedad cerebral la llevó a una silla de ruedas. Lejos de caer en el encierro y la depresión, esta artista británica de 47 años se refugió en el arte y vio en su silla de ruedas un camino hacia la libertad. Cuenta Austin la alegría y, exactamente la libertad que sentía al ver la luz con una silla de ruedas.

Uno de sus famosos proyectos fue Freewheeling”, a través del cual adecuó su silla de ruedas para bucear. Basta ver el video para sentir la hermosura que transpira. Su obra está basada en investigaciones, estudios semióticos y filosóficos, pero sobre todo, como ha expresado en algunas entrevistas 

“El objeto de la silla de ruedas es la mirada pública, es decir lo que significa que las personas puedan ver las sillas de ruedas en una nueva forma”.

Significa, explica esta artista “que ellos están viendo el valor del cambio, la alegría que se genera cuando en vez de centrarnos en la pérdida o limitación, vemos y descubrimos el poder y la alegría de ver el mundo desde emocionantes nuevas perspectivas”.

Revolución en pantalones

A Suad Nawfal nada la intimida. En abril de 2013 el grupo “Estado Islámico de Irak y Siria” (EIIS) afiliado a Al-Qaeda, entró en la ciudad de Al-Raqqa, al noreste de Siria. Desde entonces, según cuenta esta educadora siria de 40 años, han intentado subyugar a la ciudad. Numerosas protestas se levantaron contra EIIS, hasta que sus ataques acallaron estas voces…menos la de Suád Nawfal.

Haciendo caso omiso a las amenazas, con su hijabpero con pantalones… se planta cada día  frente a la sede de este grupo como acto de protesta. La amenazan. Secuestran a su yerno. Ella permanece.

Suad es un ícono de fuerza y valentía para aquellos que no aceptan ni a Bashar Al Assad ni al grupo de Al Qaeda, pero sobre todo porque ha colgado un vídeo en el que critica a esta organización, en el que hace señalaciones como esta: “Lo que más le molesta a la gente del EIIS son mis pantalones. En cuanto a lo que les concierne… mi ropa no se ajusta a la religión. (…) ¿Cómo pueden los pantalones ser pecadores y no la máscara? Esa máscara detrás de la que ustedes ocultan sus rostros…?”…

Son cuatro historias. Quisiera que fueran más…que las hay…muchísimas más. Pero busquemos inspiración en nuestras vidas. Hay mucho sufrimiento, hay carencias, hay desigualdades que no logramos entender….pero comencemos 2014 con otra perspectiva y con ánimo de lucha por la igualdad.

 

0 549

Ilustración de Bárbara Fister (Flickr)

Hace poco se celebró en México el “Primer Encuentro Internacional de Blogueras” en el marco del 6to Festival de Cine de los Derechos Humanos. En general, las mujeres protagonistas de este Encuentro indicaron  que la creación de sus blogs respondía a la necesidad de  expresarse libremente, sin censuras ni parámetros editoriales que mutilaran de alguna manera sus historias de vida. Lamentablemente, la difusión de este evento fue tímido a nivel de noticias, pero sí un paso para unir a mujeres que tienen un arma para contar sus realidades: el blog.

Por Marita Seara

Hay muchísimas voces femeninas en el mundo, sobre todo en países donde la represión, discriminación y desigualdad es parte de su día a día. ¿Pero qué hay de  blogs escritos por mujeres latinoamericanas?, ¿de voces que presenten una realidad en sus comunidades o  reflejen el empoderamiento y el liderazgo que muchas representan?.  Hay pocas.

Claudia Calvin, Directora General del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales, miembro del Consejo Asesor de ONU Mujeres en México y fundadora de la plataforma para blogueras en América Latina “Mujeres Construyendo” considera que las mujeres aún dan pasos tímidos en la red, señalando que en la blogósfera de habla hispana apenas representan el 25%. Según Calvin, aquellas mujeres que alzan su voz a través de este medio para denunciar o para reivindicar sus derechos son vistas solo como “activistas” y no como “blogueras”. “Siempre parece que los temas relacionados con el empoderamiento de las mujeres son eso: un tema. Hasta que las mujeres dejemos de ser un tema y nos asumamos como la voz de la mitad de la población, podremos tener representación en los medios y más claridad nosotras mismas sobre la importancia y peso de nuestra voz.”


Sin Internet no hay blogueras

Claudia Calvin, fundadora de Mujeres Construyendo

Claudia Calvin, fundadora de Mujeres Construyendo

Según la fundadora de Mujeres Construyendo,  las mujeres somos la mitad de los usuarios de las redes sociales, sin embargo, esto no se traduce en una realidad. Las voces de la mayoría de las mujeres en  América Latina siguen sin ser escuchadas, también porque su presencia en ellas no es todavía suficiente. La brecha digital sigue afectando más a las mujeres.  Y, además, es de considerar que está ligada, en los países en desarrollo, a la pobreza y el analfabetismo, principalmente.

Para entender por qué hay menos voces y una mayor brecha digital, añadiría lo que refleja el práctico vídeo  presentado en  la XII Conferencia Regional sobre la Mujer en América Latina y El Caribe de la Cepal (Comisión Económica para América y El Caribe) y del cual podemos concluir: (1) Internet está menos disponible en áreas rurales donde las mujeres tienen menos acceso a las tecnologías. (2) La mujer trabaja de 2 a 3 horas más que los hombres, “por ello no tienen el tiempo necesario para aprender a usar los recursos digitales”.

Si comenzamos con que el acceso igualitario a internet es un derecho, para disminuir esta brecha es esencial el cambio o implantación de nuevas políticas públicas que van desde la alfabetización y la educación desde edades tempranas hasta la ayuda en el manejo y redistribución  del tiempo de las mujeres, de manera así que puedan acceder  al aprendizaje de estos recursos.

Resultado: “El no estar conectadas no sólo las margina, las hace invisibles y en el mediano plazo afecta su posibilidad de crecimiento, desarrollo y sobretodo, empoderamiento económico y político”, señala  Calvin, quien a raíz de esta ausencia, de este silencio, decidió fundar en 2009  la red Mujeres Construyendo.

Una red con mucho ruido

LOGO MUJERES CONSTRUYENDOLo que comenzó con una red de 40 blogueras, hoy día cuenta con más de 2700 mujeres provenientes de América Latina y de los países en los que se habla español.  Mujeres Construyendo busca que las mujeres usen internet, las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y los blogs para que desarrollen su potencial al máximo en todas las áreas. Así, esta comunidad reúne a mujeres de entre 25 y 45 años oriundas principalmente de México (70%), el resto de América Latina (20%  de Argentina, Uruguay, Colombia, Guatemala, República Dominicana, Cuba, principalmente, pero muchas de las cuales viven en Europa y Africa), España (6%) y Estados Unidos (4%).

Con un promedio mensual de 53.939 visitas, 274.215 pages  y 1.634.628 hits, los temas que predominan son, según nos comenta su fundadora, diarios personales, violencia contra la mujer, temas de actualidad en la sociedad (política) y salud y familia. No solo estas cifras avalan este esfuerzo que da voz a miles de mujeres, sus contenidos se comparten con un mínimo de más de 20 mil personas en la red

Aun así, es importante reseñar que las voces siguen siendo tímidas. Hay, por supuesto, muchas  que denuncian la violencia de género o que luchan por la igualdad y la libertad en los diferentes ámbitos de la vida. Pero hay casos aislados de aquellas que buscan dar voz a mujeres que viven y luchan en medio de la pobreza o en comunidades rurales o indígenas. Por ello el trabajo de “evangelización” que Claudia Calvin y su equipo llevan a cabo para convencerlas de que “su voz vale”

Este es un principio y por ello, a través de su red ofrece constantemente cursos para acercar a las mujeres a la tecnología. Es un trabajo de hormiga que hay que hacer para que las TIC lleguen a aquellas zonas que digitalmente deben ser alfabetizadas para descubrirles que pueden construir comunidades mejores…claro, no depende solo de ello, depende de sinergias  y políticas públicas de avance y desarrollo.

Y depende de voces que se multipliquen, como la de Soledad,  una mujer que estoy segura se replica en América Latina, pero que necesita que su voz, como la de las demás,  deje de ser silencio para que poco a poco el eco llegue a toda la región.

 De tejedora en  la red al empoderamiento de las mujeres en Oaxaca

SOLEDAD VENEGASSoledad Venegas Nava nació en Oaxaca,  México.  Tejedora, pasión transmitida de generación en generación. Comenzó a enseñar a tejer a un grupo de mujeres indígenas  en un pueblo llamado Santa Cruz Xoxocotlán en Oaxaca. Quienes poco a poco iban aprendiendo lo que podría ser una afición, terminó siendo una habilidad que les permitía salir adelante. Soledad dejó de enseñar para estudiar Informática y es a partir de aquí que comienza a tejer su proyecto de empoderamiento de la mujer de su región.

Hoy es una voz en la red. Una bloguera, pero también una impulsadora. Su primer blog, , “Entre Hilos y Puntadas”, unió su pasión con sus estudios, pero su búsqueda incesante  la llevó a ir más allá cuando acudió a organizaciones civiles  con la finalidad de hacer talleres para mujeres buscando aunar el tejido, la tecnología y el empoderamiento. Hoy, Soledad va más allá y se ha convertido en una luchadora por el derecho de las mujeres de Oaxaca, por el derecho que tienen a acceder a un mundo al que hasta ahora solo los hombres tenían derecho. Así nace  Mujeres Líderes de Oaxaca y su deseo de acercar la tecnología a mujeres que hoy, como ella misma comenta, son líderes de sus comunidades.

Para Soledad las TIC son una vía rápida que permite incorporar a las mujeres en puestos de liderazgo de su comunidad y ayudar a reducir la desigualdad, sobre todo en una región como Oaxaca.

“Oaxaca es uno de los tres estados más pobres de mi país, señala Claudia Calvin,  con un porcentaje mayoritario de población indígena y con leyes que aplastan en muchos sentidos a las mujeres. Soledad es un caso increíble por ser justamente, atípica en muchos sentidos, en su contexto. La marginación de su estado es grande, y la marginación digital es inmensa. El que ella haya trascendido esa brecha, y no sólo eso, que esté generando dinero a través de su blog, generando conciencia sobre la necesidad de incorporar a las mujeres indígenas a la carretera digital para sacarlas de la marginación e impulsando los proyectos y temas relacionados con ello, la hacen extraordinaria en muchos sentidos”.

Mujeres lìderes de Oaxaca. Tomada del blog de Soledad Venegas

Mujeres lìderes de Oaxaca. Tomada del blog de Soledad Venegas

 “Hacer visible lo invisible” es el objetivo de Soledad, unir el trabajo de estas mujeres  con sus derechos, “fortaleciendo lazos entre redes de más mujeres con inquietudes comunes, hacer que a través de esta herramienta pueda ser una vía para lograr acceder a la información, apropiarse de la tecnología y usarla para crecer desde sus ámbitos personales, profesionales, de comunidad y de la región”.

Pero lo que ocurre en Oaxaca, ocurre en muchas regiones de América Latina. Según el informe de Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, cerca de 58 millones de mujeres viven en zonas rurales de América Latina, de las cuales, solo 17 millones forman parte de la población económicamente activa. Hay mucho por hacer.

Le pregunto a Soledad qué quiere lograr. Su respuesta es simple, pero profunda: “Saber que no estamos solas, que somos muchas en busca de algo que existe y que también tenemos derecho a ello”

Me robé, para finalizar, un hermoso texto que Soledad escribe en su blog Oaxaca Mujeres Líderes

“Pablo Freire menciona que solo el acceso al poder real podría romper, lo que él denomino La cultura del silencio, que se caracteriza por la dependencia y marginalidad de los que carecen de poder (Freire,1970), una vez que esto es posible cuando las mujeres de manera organizada levantan la voz y trabajan en forma conjunta en red (Zimmerman, 2000) para exigir sus demandas, es ahí cuando surge la verdadera primavera del empoderamiento que contribuya el desarrollo humano en la modernización (Cabero, 2000)”.

 

 

Síguenos